viernes, 10 de abril de 2009

MI OBRA: DESCUBRIR EL PAISAJE (4)


LA CASA VERDE (2008)

Vivo frente a este paisaje. Una casa de líneas sólidas y rotundas emerge entre prados y montañas. Y aunque en realidad es blanca, la llamo “la casa verde” porque es esa la sensación que me produce con sus ventanas y puertas pintadas de verde. Su poderoso reflejo ilumina el despertar de las mañanas, incitándome a materializarlo en un lienzo.

En La casa verde he intentado plasmar una alegoría: la construcción humana y la naturaleza se funden, y cada una es imbuida del espíritu de la otra. Así, el espíritu de la casa se desprende de su emplazamiento material y busca otro en la parte alta de la montaña, integrado en la naturaleza.

La silueta en la parte inferior del cuadro soy yo observando el paisaje desde mi casa. Me he incorporado a la escena para crear un juego espacial y sensorial: “Quiero estar allí y ser un árbol más”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada